Temen “segunda ola” de COVID-19

Si las autoridades no hacen cumplir las medidas de prevención anunciadas la semana pasada para frenar el incremento de los contagios de COVID-19 y permiten la violación de los horarios del toque de queda y de libre tránsito en Nochebuena y la noche del 31 de diciembre, el país corre el riesgo de que se produzca un rebrote o “segunda ola” de la enfermedad, que ya ha provocado más 2,300 fallecidos.

Consultado sobre el tema por Diario Libre, el epidemiólogo y coordinador del Programa de Infección del Hospital Robert Reid Cabral, doctor Carlos Féliz, dijo que la forma de proteger a la población no puede ser unilateral, porque debería ser una visión compartida tanto del Gobierno, el Estado, como de la sociedad.

“La pandemia del coronavirus tiene un comportamiento tipo circular y por tanto eso significa que tiene que haber una política desde el Gobierno y el Estado para que sea asumida e implementada por toda la población de manera clara y efectiva”, expresó el médico.

Destacó que la población puede adoptar los protocolos de bioseguridad, que implica la colocación de la mascarilla, pues protege del contagio en un 95%, además de aplicar el distanciamiento físico requerido por las autoridades que es de cinco u ocho metros en un lugar cerrado.

“Es un gran error creer que si vamos y nos reunimos con nuestros familiares estos no nos van a contagiar del COVID-19. Hay familias numerosas y deben tomar en cuenta estas recomendaciones para evitar consecuencias fatales”, exhortó Féliz.

Llamó al Gobierno a contribuir con una campaña masiva hacia la educación y prevención con relación a la pandemia.

Puntos más críticos

En el decreto 698-20 entre las medidas para reforzar la prevención del coronavirus, el Poder Ejecutivo incluyó a la Capital y cinco provincias con horarios diferentes para el toque de queda, por ser las demarcaciones con más casos positivos registrados y mayor número de defunciones.

En estas localidades el nuevo horario que aplica todos los días para el toque de queda es de 7:00 p.m. a 5:00 a.m. y una gracia de dos horas, hasta las 9:00 p.m., para que los empleados lleguen a sus residencias.

La preocupación

Diversos sectores y gremios de la salud como el Colegio Médico Dominicano ha expresado su preocupación por que los días 24 y 31 de diciembre, el toque de queda se aplicará en todo el territorio nacional de 7:00 p.m., a 5:00 a.m., y porque, además, se otorgó una gracia para transitar desde lugares privados hacia las respectivas residencias, hasta la 1:00 de la madrugada del día siguiente, por lo que hay temor que se genere una situación incontrolable.

Más de 150 mil casos RD

De acuerdo al boletín 276 emitido ayer, República Dominicana ha realizado 811,130 muestras de PCR, de las cuales se han reportado 157,929 casos positivos, 122,406 recuperados y 122,406 descartados. Mientras cifra en 33,147 los casos activos.

Los casos en el país continúan en alza, por lo que este domingo se reportaron otros 1,322 pacientes que dieron positivos. En el informe se indica que 892 camas destinadas a pacientes con el virus están ocupadas, de 2,508 en total, para un 36%. También se mantienen ocupadas 247 camas UCI, de 464 existentes, para un 53%.

Otras naciones

Alemania, Países Bajos, Reino Unido, Italia, España y varios países del este de Europa han registrado en los últimos días un incremento en los contagios de la enfermedad, por lo que han anunciado el endurecimiento de las restricciones, y en algunos casos confinamiento total, ante la proximidad de las festividades navideñas.

El Reino Unido anunció la semana pasada el cierre de bares y restaurantes, con la excepción de las entregas a domicilio. Además, ciertas zonas de los condados de Essex, al este de Inglaterra y Hertfordshire, al norte de la capital, Londres, pasaron al nivel máximo de restricciones. Esta nación registra más de 64,520 muertes por coronavirus.

Alarma nueva cepa

La aparición en el Reino Unido de una nueva cepa del coronavirus, mucho más contagiosa que las otras, preocupa a los epidemiólogos y llevó a varios países a suspender sus vuelos procedentes del territorio británico este domingo.

El consejero científico del gobierno británico, Patrick Vallance, indicó el sábado que esta nueva variante del SARS-CoV-2, además de propagarse rápidamente, se estaba convirtiendo en la forma «dominante», lo que conllevó «una subida muy fuerte» de los ingresos hospitalarios en diciembre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *