Senador de la provincia Montecristi propone destituir al jefe de la Policía por muerte de ciudadano

El senador de la provincia Montecristi, Ramón Pimentel, deploró este jueves la muerte de un hombre que herido de bala por miembros de una patrulla de la Policía Nacional durante el horario del toque de queda y expresó que el director de esa institución, Edward Sánchez González, debería ser sustituido.

El pasado domingo, Francis Mercado fue herido de bala por agentes policiales supuestamente al no atender un llamado para que se detuviera durante el toque de queda en el municipio de Castañuela, Montecristi.

«Yo creo que al vocero de la Policía Nacional, Manuel Balbuena Álvarez, y al director de esa institución Edward Sánchez González, hay que sustituirlos porque no es posible que el año pasado mataran un hombre a palos en el cuartel de Loma de Castañuela y hace 20 días hirieran a otro», dijo.

Pimentel señaló que el vocero de la Policía Nacional dijo de manera irresponsable que debido a que Francis Mercado no se detuvo, los agentes policiales no tuvieron otra opción que dispararle.

Dijo que el presidente Luis Abinader debe tomar cartas en el asunto y actuar con base en lo que está sucediendo a nivel nacional con las actuaciones de los agentes del orden.

«No pudieron tirarle a la goma, y de manera irresponsable este vocero de la Policía justifica una muerte porque un ciudadano no se paró», señaló Pimentel.

Hizo un llamado al presidente Luis Abinader, al director de Interior y Policía, Jesús Chú Vázquez, y al ministro de Defensa, Carlos Luciano Díaz Mora, para que le ponga un paro a los agentes de la Policía Nacional debido a que si los cuidados no se detienen cuando le hacen un llamado, estos le tiran a matar.

El legislador denunció que mientras Francis Mercado aun estaba con vida los policías lo arrastraron y le partieron el cristal del vehículo en el que se transportaba.

«¿Dónde están los que lo arrastraron estando vivo, dónde está el dinero que no le entregaron a la familia? ¿Por qué si el cadáver no había llegado ni siquiera a la funeraria en el municipio de Castañuela, ya se le estaba conociendo medida de coerción a un solo militar por homicidio involuntario?», se preguntó el legislador.

Sostuvo que ese solo policía fue apresado para luego ser dejado en libertad en 15 días o un mes.

Expresó, que si bien es cierto que hay policías trabajadores, también hay otros que están haciendo negocios con la pandemia del COVID-19.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *