El Partido Revolucionario Moderno trata de enmendar “errores” de nuevos alcaldes

Hace menos de una semana que alcaldes, regidores y directores distritales del Partido Revolucionario Moderno (PRM), que ganaron en las elecciones, asumieron sus funciones y son varias las ocasiones en que la organización se ha visto precisada a llamar la atención a algunos de los nuevos incumbentes por comportamientos asumidos, los cuales han provocado el rechazo social.

Tan pronto asumió en la Alcaldía de Puerto Plata, Diógenes (Roquelito) García, una persona allegada al edil, de nombre Ronald Guillén y quien supuestamente era o iba a ser su asesor, subió un video en las redes sociales en el cual se ufanaba de haberle quitado la yipeta al síndico saliente Walter Musa, la cual le fue asignada al actual alcalde. Se reía mientras manejaba el vehículo y decía que eso era “el poder”.

“Estamos aquí compa, estrenando la yipeta que le quitamos a Walter (Musa), el poder es de nosotros ya compa. Pa’que nos respeten. Le quitamos la yipeta de la placa oficial pa’ los rangos de nosotros ahora”, se escucha al hombre decir en el video.

La acción provocó que José Ignacio Paliza, presidente del partido ordenara su “inmediata expulsión” de la entidad, pues no iba a tolerar ese tipo de comportamiento.

“Por medio de la presente queremos solicitar su debida intermediación para que al señor Ronald Guillén, miembro del Partido Revolucionario Moderno en el municipio de Puerto Plata, cuyas expresiones se hicieron conocidas hoy a través de las redes sociales, se le inicie un proceso disciplinario para su inmediata expulsión de nuestra organización política; las razones que ameritan dicha solicitud es de conocimiento público”, indicó en una carta que remitió dirigida a la Comisión de Ética y Control del PRM.

Pero antes de que este hecho ocurriera, el mismo día de su juramentación el alcalde de Cotuí, en la provincia Sánchez Ramírez, Bienvenido Lazala (Ñeñé), dispuso la cancelación de toda la empleomanía de la entidad.

“Cancelar a todo el personal de este ayuntamiento a partir de este momento y la otra moción es designar a Margaro Abreu como Tesorero”, dijo en el acto efectuado el 24 de abril.

Ahí también tuvo que intervenir Paliza y expresar que el PRM no estaba de acuerdo con la medida. “No aprobamos la decisión del nuevo alcalde de Cotuí. La forma distinta de gobernar invita a evaluar y valorar a quienes brindan una labor probada en favor de los ciudadanos más allá de los colores partidarios”.

Al día siguiente, el nuevo alcalde dio marcha atrás y dijo que cuando habló de cancelaciones se refería a las “botellas” que había en el cabildo y que, según él, se llevaban parte del presupuesto en pago de nómina.

“Cuando hablé de muchas cancelaciones, en realidad me referí al 60% de una nómina paralela e ilegal que tenía el alcalde anterior, conformada por personas cobrando sin trabajar e incluso con muchos de ellos que no viven en nuestro pueblo”, indicó a través de un comunicado.

Sin embargo, algunas personas se han quejado de que fueron cancelados por el alcalde Ñeñé, al igual que Roquelito.

La advertencia de Abinader

Ante la situación, Luis Abinader, candidato presidencial del PRM, advirtió ayer domingo a las nuevas autoridades municipales de ese partido que el poder que otorga el pueblo es para servir y no para atropellar.

“El pueblo eligió a nuestros alcaldes, regidores, directores de distritos y vocales para que sean la diferencia frente a un estilo prepotente e insensible de ejercer el poder, y justo por eso es que el electorado nacional está apoyando mayoritariamente el cambio que representamos”, precisó en una nota de prensa en la que destacó que se refería al tema debido a la solicitud de expulsión contra Ronald Guillén solicitada por el presidente de la organización, José Ignacio Paliza.

Otro escándalo de Roquelito

Otra situación incómoda que ha estado involucrado el nuevo alcalde de Puerto Plata fue la manifestación religiosa del domingo durante la cual se violó el distanciamiento social dispuesto por el Gobierno para evitar la propagación del coronavirus. Aunque García ha querido poner distancia del hecho, aceptó que prestó una unidad de sonido para amenizar la actividad del peregrino y el Gobierno le reprochó que la unidad de los bomberos y del 9-1-1 que se usaron están bajo responsabilidad de la alcaldía, por lo que fue su responsabilidad el uso que se le dio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.